Impresionante Video entre una mujer y su hijo, surge el amor entre ambos.

Sorprendente video entre madre e hijo. Se enamoran, deciden casarse y formar una familia.

Madre dio en adopción a su hijo y tras conocerse se enamoran.

El Reino Unido sobrecogido, tras la historia de amor entre una madre y su hijo, el cual dio en adopción hace 30 años.

La madre una mujer de 52 años y su hijo de 32 años tienen una historia de amor en la que plantean tener hijos.

El suceso ocurrió cuando, Kim, la madre resultó embarazada a la edad de 19 años cuando se encontraba estudiando en la ciudad de California, en ese momento no tenía recursos ni capacidad económica para tener hijos, además estaba viviendo en otro país, por lo que tuvo que tomar la difícil decisión de dar a su hijo en adopción. De esta forma terminó sus estudios y más tarde volvió a Reino Unido, concretamente a Londres, su ciudad de origen.

Por tanto Ben, fue adoptado por una familia de Michigan (Estados Unidos). Pasaron 30 años sin saber nada el uno del otro, pero hace muy pocos años, Ben envió una carta a su madre biológica donde éste afirmaba su deseo por conocerla.

 

Sin embargo, todo cambió cuando, Kim y Ben se conocen personalmente, ya que en este momento surgió el amor entre ambos, el encuentro fue en la ciudad Londinense, donde se dio un flechazo que no se pudo evitar, enamorándose así el uno del otro. Ambos sintieron una atracción sexual muy fuerte, tanto que no pudieron evitar lo inevitable. Pasaron la nochmadre-e-hijo-1e en un hotel y se dieron el primer beso, días más tarde volvieron a mantener relaciones.

Con el paso de los días decidieron empezar su relación de pareja. Cabe mencionar que, Ben en aquel momento tenía una relación y había contraído matrimonio, pero tras conocer a su madre biológica decidió dejar a su mujer y comenzar su nueva relación con Kim. Además, ambos tienen el deseo de casarse y tener hijos.

Según afirman, es algo que no pueden evitar y dicen que son como dos gotas de agua, y que el destino les ha unido. También añaden que no se trata de incesto, sino de atracción sexual genética.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *