Si alguna vez te has preguntado cómo eliminar las manchas amarillas de tu almohada. Lee este artículo.

Si alguna vez te has preguntado cómo eliminar las manchas amarillas de tu almohada. Lee este artículo.

Hay varios factores que resultan algo incómodos, una de las cosas es el sudor impregnado en la almohada mientras dormimos, puesto que la almohada pierde su tonalidad correcta, ya que en lugar de tener un color blanco éste acaba convirtiéndose en amarillo y por tanto resulta algo antiestético.

Por lo que, si te has visto en una situación en la que has lavado de forma prolongada y seguida tu almohada y todavía conserva el color amarillo debes saber que el hecho de que se convierta en color amarillo es debido en gran medida al sudor y la saliva, puesto que se forman manchas que son bastante difíciles de quitar simplemente metiéndolo en la lavadora.

También, por otro lado ejerce una gran influencia la presencia de ácaros y otros microbios que sin darnos cuenta pueden aparecer, incluso por tu cara, llegando así a afectar a tu salud si te descuidas.

Cabe mencionar que cuando nosotros sudamos, la almohada va cambiando su color blanco, formándose de color amarillo, dejando la huella en forma de mancha,  además que la saliva que desprendemos al dormir también tiene una gran culpa de que nuestra almohada termine siendo amarilla en lugar de blanca.

Por otro lado, hay algo muy importante que debes conocer es que existen trucos y formas caseras para que tu almohada luzca de color blanco al completo y por tanto parezca totalmente nueva sin que implique la necesidad de adquirir otra almohada nueva.

Para comenzar debes fijarte primero en las instrucciones que aparecen en la etiqueta de la almohada, de forma que así conoceremos que tipo de ingredientes se pueden aplicar y el tipo de programa de lavado apto para conseguir blanquearla, aunque siempre puedes probar este truco casero para que tu almohada se quede igual de blanca que el primer día.

En primer lugar, debes preparar el blanqueador casero, para ello utilizaremos 12 tazas de agua, es decir 3 litros de agua, la mitad de una taza de jugo de limón que equivale a 125 mililitros y en último lugar necesitarás una taza de agua oxigenada equivalente a 250 mililitros.

El procedimiento a seguir es el siguiente:

Primero debes introducir cada uno de los ingredientes mencionados en un recipiente o un cubo y remover bien de forma que queden impregnados todos los ingredientes al completo. Después debes preparar una mezcla un tanto peculiar para después meter la almohada a la lavadora. De forma que debes poner una taza de detergente para la ropa, así como una taza de detergente biodegradable apto para lavavajillas, necesitas también una taza de blanqueador casero, la mitad de una taza de bórax o lo que es lo mismo sal de boro y en último lugar se requiere agua caliente.

El último paso a seguir es simplemente retirar la funda a la almohada y meterla en la lavadora, poniendo un ciclo de agua caliente. Debes programar dos enjuagues para que la almohada esté totalmente limpia. Es recomendable el uso de guantes para introducir los ingredientes mencionados anteriormente y una vez realizado esto, tan solo queda dejar que la lavadora limpie adecuadamente hasta finalizar su trabajo, una vez que termine debes poner la almohada al sol para que se quede completamente seca.

De la misma forma que te explicamos también puedes hacer lo mismo para eliminar y limpiar las manchas de sudor que no se quitan y están impregnadas en la ropa blanca, por ejemplo en las camisetas o camisas blancas.

Aquí dejamos un vídeo donde se puede ver el procedimiento para que la almohada quede totalmente blanca!.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *