Una mujer alquila su vivienda por unos días y cuando se va el inquilino deja el piso completamente sucio, con basura y excrementos por todas partes.

Una mujer alquila su vivienda por unos días y cuando se va el inquilino deja el piso completamente sucio, con basura y excrementos por todas partes.

En internet circulan unas fotografías donde se puede ver que son bastante desagradables de observar, puesto que la propietaria de la vivienda se ha encontrado su estudio completamente destrozado, sucio e inhabitable, debido al último inquilino que ha dejado la vivienda en estas condiciones tan desastrosas.

Es muy habitual la opción de alquilar un piso en plan alquiler vacacional o de corta duración, por lo que cada vez son más las personas que prefieren esta forma de alojamiento, en lugar de quedarse en un hotel. Una de las plataformas más utilizadas en los últimos años es Airbnb donde la gente añade los pisos o apartamentos que alquila, de forma que las personas buscan por la página web hasta que encuentran la vivienda que más se adapta a sus necesidades y en el lugar donde desean viajar, ya que cada vez son más los países donde se ofrece este servicio.

Sin embargo, poner tu piso en alquiler también puede llevar a quebraderos de cabeza si te toca un inquilino inadecuado, como lo que le ocurrió a una mujer que puso su piso de París en alquiler en la plataforma Airbnb, Lurie S, es el nombre de la propietaria y tuvo la idea de crear una página de Facebook para explicar lo ocurrido y su experiencia alquilando su vivienda. Se puede apreciar bien las imágenes en la siguiente Fan Page “’Il était une fois mon studio charmant”.

La situación ha tenido lugar en el momento en que una persona solicitó hospedarse en el estudio que se encontraba en la ciudad de París, debido a que esta persona estaba muy bien valorada por otros propietarios de las viviendas donde ya se había alojado anteriormente Laurie pensó que sería un buen inquilino y aceptó alquilarle su coqueto piso de París.

Además, el inquilino decidió quedarse durante una semana más viviendo en el apartamento, algo que impidió el acceso de la propietaria y tuvo que esperar a que se marchase de la vivienda. Una vez que la casera pudo entrar a la vivienda, se encontró todo en unas condiciones pésimas, muy diferente a como estaba antes de aceptar el alquiler del piso.

El apartamento se encontraba completamente sucio, roto, lleno de basura, excrementos y muchas botellas vacías por toda la casa, así como también tenía los muebles bastante deteriorados.

Cabe destacar que antes de decidir crear la Página de Facebook, llamada “Érase una vez mi encantador estudio”, Laurie se puso en contacto con Airbnb sin obtener respuestas que dieran solución a lo ocurrido, por lo que, en dicha Página de Facebook, consta todo lo ocurrido denunciando con bastantes motivos y públicamente menciona la frase “Hoy pido ayuda”. Con esto la propietaria reclama a la plataforma que le reembolse por los daños ocasionados en su vivienda, indicando así que no parará hasta obtener dicho reembolso.

Por lo que, la experiencia de la mujer ha llegado a hacerse tan viral que ha logrado que el departamento responsable de la plataforma Airbnb se pongan en contacto con ella para llegar a un acuerdo, donde finalmente le han dicho que van a encargarse de todo lo relacionado con la limpieza de la vivienda.  

Aquí dejamos un vídeo con una historia terrible de una familia que ha sufrido las consecuencias de alquilar su vivienda.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *