Unos investigadores consiguen crear un tipo de vino que después de su consumo no da dolores de cabeza.

Unos investigadores consiguen crear un tipo de vino que después de su consumo no da dolores de cabeza.

Hoy en día tenemos diversos tipos de investigaciones que nos dejan asombrados, no es menos la investigación realizada en una Universidad de la ciudad de Madrid (España) en la cual se ha conseguido crear un vino que no contiene histamina, algo que sirve para que las personas que lo consumen no tengan ningún tipo de alergia, ya sea dolor de cabeza o malestar del tipo que sea.

La elaboración del vino ha tenido lugar debido al uso de diversas bacterias lácticas que proceden de los viñedos situados en Ribera de Duero y con la característica fundamental de que no contienen nada de histamina por lo que los consumidores pueden estar tranquilos y sin ningún tipo problema físico al ingerir dicho vino.

La elaboración del vino ha surgido bien, ya que se han utilizado unas bacterias que desplazan de manera natural a todas las demás bacterias que sí producen histamina, por ello en el momento de la fermentación no hay posibilidad de que se cree un compuesto y por supuesto dicha composición producirá bastante menos reacción alérgica a diferencia de haber utilizado solamente bacterias productoras de histamina.

En el momento de la elaboración del vino tienden a generarse aminas biógenas, algo que resulta la transformación de aminoácidos que surgen debido a la acción de diversas bacterias lácticas, que van ligadas a una fermentación conocida como maloáctica. Dicha fermentación es provocada de forma natural en gran parte de los vinos tintos que son de gran calidad y los cuales ofrecen una estabilidad y una mejora de carácter sensorial que transforma el ácido málico en ácido láctico, de forma que resulta de bastante más elegancia en todos los ámbitos.

Cabe destacar que la histamina ejerce una gran responsabilidad en cuanto a las reacciones alérgicas de tipo vasodilatación de capilares, una disminución de la tensión arterial, cuando se acelera el corazón, cuando la piel se enrojece, si tienen lugar estímulos de la secreción gástrica, si tienes problemas respiratorios o bien si tienes dolor de cabeza después de ingerir vino.

Por otro lado, otro factor que influye en la aparición de histamina en el vino es el hecho del cambio climático. En el cual suele tener diversas consecuencias tales como un aumento del PH, una reducción en cuanto a la acidez de los vinos se refiere, algo que provoca que tanto las bacterias lácticas y la histamina aumenten.

Aunque, hay bacterias lácticas que tienen diferente capacidad de síntesis de este compuesto, y puede dar lugar a la existencia de distintas variaciones dependiendo del tipo de especie, por lo que otra bodega conocida como Pago de Carroveias ha decidido llevar a cabo la identificación de los tipos de microorganismos que ejercen gran responsabilidad para producir histamina en la producción de sus vinos, tomando como referencia algunas cepas que son verdaderamente incapaces de crear histamina con la idea de incrementar la presencia de cepas que no son productoras de histamina en los vinos. Algo que ha caracterizado tal experimento ha sido el hecho de que las cepas que no producen histamina evitan que se produzca el crecimiento de las cepas que si producen histamina, algo fundamental ya que de esta forma se elimina o disminuye la producción de histamina en las fermentaciones yla producción vinícola.

Todos los datos del estudio y la investigación realizada han sido publicados en el periódico llamado “International Journal of Food Microbiology”. Algo que ha provocado que dicho procedimiento se haya continuado realizando con el fin de que el vino contenga una gran reducción de histamina.

Aquí dejamos un vídeo con la explicación clara de porqué nos puede doler la cabeza al ingerir vino. Pulsa Play para ver el vídeo.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *